Trate la enfermedad arterial periférica sin cirugía

Descubra los beneficios transformadores del tratamiento PAD para mejorar la movilidad y la circulación

¿Experimenta alguno de los siguientes síntomas?

Claudicación intermitente
Entumecimiento
Mala Cicatrización de Heridas
Úlceras en las Piernas
Piernas o Pies Fríos
Decoloración de la Pierna
Piel Brillante
Parte Inferior de las Piernas Sin Pelo
Pulso Débil en Piernas o Pies
A veces, no habrá ningún síntoma, especialmente si el daño de los vasos sanguíneos sigue siendo leve. Es posible que la afección no cause ningún problema durante muchos años antes de que se desarrolle un problema médico.
Reserve una consulta gratuita hoy si alguno de los anteriores se aplica a usted. ¡Estamos aquí para brindar apoyo!

Únase a los millones de estadounidenses que se hacen cargo de la enfermedad arterial periférica con tratamientos no quirúrgicos.

¿Sabía que más de 6,5 millones de personas mayores de 40 años en los Estados Unidos tienen enfermedad arterial periférica (EAP)?

Puede que le sorprenda saber que tanto hombres como mujeres se ven afectados, pero los afroamericanos corren un mayor riesgo. Aunque los hispanos pueden tener tasas similares o ligeramente más altas que los blancos no hispanos, cualquier persona puede verse afectada por PAD.

Es importante tener en cuenta que otras condiciones de salud pueden imitar los síntomas de la EAP y no todos los casos se deben a la aterosclerosis. Si tiene PAD, es crucial saber que puede estar en riesgo de desarrollar enfermedad de las arterias coronarias y enfermedad cerebrovascular, lo que podría provocar un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

Pero la buena noticia es que existen tratamientos no quirúrgicos disponibles para ayudar a controlar y mejorar esta afección.

Entonces, si cree que puede tener PAD, no dude en contactarnos. Al detectarlo temprano, podría evitar complicaciones de salud más graves en el futuro.

Con la confianza de pacientes de todo El Paso

Very caring and attentive staff.
Everything went well. Reception is very well trained and helpful Thank you so much 😊
Scheduled a consultation with Dr. Williams, I was extremely satisfied with the quick check-in and attentive staff. I left the office with a great deal of confidence and assurance from Dr. Williams to receive the procedure!
js_loader

Beneficios de la Radiología Intervencionista

Los procedimientos de IR son procedimientos no quirúrgicos, ambulatorios, en el mismo día que a menudo se pueden realizar en menos de una hora. También se denominan procedimientos percutáneos o procedimientos de entrada de agujas.

Estas técnicas recientemente desarrolladas permiten el acceso a áreas que de otro modo requerirían un procedimiento más invasivo, como la cirugía tradicional, que requiere anestesia general, una estadía en el hospital y un largo período de recuperación.

Mínimamente invasiva

Nuestros procedimientos guiados por imágenes mínimamente invasivos son tecnología de punta sin necesidad de bisturí.

Sin Dolor

Si bien es normal experimentar una leve molestia durante y después del tratamiento, la mayoría de los pacientes reportan una experiencia positiva sin ningún dolor importante.

Procedimiento Ambulatorio

Todos los procedimientos se pueden realizar in situ en la clínica médica. No requiere anestesia general ni hospitalización.

Rápida Recuperación

Los procedimientos de radiología intervencionista generalmente involucran períodos de recuperación más cortos y un retorno más rápido a las actividades diarias que las cirugías abiertas tradicionales.

Alta tasa de Éxito

La radiología intervencionista tiene una alta tasa de éxito en el diagnóstico y tratamiento de una variedad de condiciones médicas utilizando técnicas mínimamente invasivas.

Menos Efectos Secundarios

En comparación con los procedimientos quirúrgicos tradicionales, la radiología intervencionista tiene menos efectos secundarios, como dolor y cicatrización reducidos, tiempos de recuperación más cortos y menores riesgos de complicaciones.

Acerca de Imaging & Interventional

Gethin Williams, MD, PhD is a triple Board Certified Medical Director of Imaging & Interventional Specialists with a wealth of knowledge and experience in the field.

Gethin Williams, MD, PhD es un director médico triple certificado por la Junta de especialistas en imágenes e intervención con una gran cantidad de conocimientos y experiencia en el campo.

Su larga carrera de 10 años lo ha convertido en una autoridad en radiología vascular e intervencionista, medicina nuclear y radiología de diagnóstico; incluso especializándose en terapias ambulatorias mínimamente invasivas.

El Dr. Williams es muy apreciado, ya que completó su residencia y beca de formación en la Facultad de Medicina de Harvard/Centro Médico Beth Israel Deaconess, además de estar afiliado al Centro Médico Universitario de El Paso y los Hospitales de Providence.

Además de este currículum ya increíble, también es autor de 20 artículos revisados ​​por colegas y 10 resúmenes, todos contribuyendo a su experiencia general.

Visite Nuestra Conveniente Ubicación en El Paso

Nuestro equipo de expertos se dedica a brindar atención personalizada y opciones de tratamiento que se adaptan para satisfacer sus necesidades e inquietudes únicas.
Imaging & Interventional Specialists
1601 Murchison Dr, El Paso, TX 79902, United States

Dentro de la red con los siguientes

Seguros

*Llama para verificar tu seguro

Preguntas Frecuentes

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA (EAP)?

La enfermedad arterial periférica (EAP) es una enfermedad oclusiva arterial crónica que provoca el estrechamiento o bloqueo de las arterias de los miembros inferiores, reduciendo el flujo sanguíneo a estas áreas.

¿QUÉ CAUSA LA ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA?

La causa principal de la enfermedad arterial periférica (EAP) es la aterosclerosis, que es la acumulación de depósitos de grasa en las paredes de las arterias. Otras causas comunes incluyen fumar, presión arterial alta, colesterol alto, trauma en las arterias y diabetes.

¿CUÁLES SON LOS FACTORES DE RIESGO PARA DESARROLLAR ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA?

Los factores de riesgo para la EAP incluyen tener más de 50 años, fumar, presión arterial alta, diabetes, falta de ejercicio, haber tenido un ataque al corazón, un índice de masa corporal alto y niveles altos de colesterol en la sangre.

¿CUÁNTAS PERSONAS ESTÁN AFECTADAS POR LA ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA?

Alrededor de 8 millones de personas en los Estados Unidos tienen EAP, y se estima que el 5 % de los hombres y el 3 % de las mujeres mayores de 40 años tienen EAP. La prevalencia de EAP aumenta con la edad.

¿QUÉ ES LA CLAUDICACIÓN INTERMITENTE?

La claudicación intermitente es el síntoma más común de la EAP y causa dolor en las piernas o la cadera al caminar debido a la reducción del flujo sanguíneo a los músculos activos. El dolor generalmente desaparece después de descansar unos minutos y regresa con más actividad.

¿CÓMO SE TRATA LA CLAUDICACIÓN INTERMITENTE?

El tratamiento para la claudicación intermitente incluye controlar los factores de riesgo como el colesterol alto, la presión arterial alta y la diabetes, o dejar de fumar. Los medicamentos utilizados para tratar la EAP incluyen bloqueadores beta, bloqueadores de los canales de calcio, inhibidores de la ECA, estatinas, clopidogrel y cilostazol.

¿QUÉ CAUSA LA GANGRENA?

La gangrena es la muerte del tejido corporal, por lo general en uno o más dedos de los pies, de las manos o de las extremidades, y con mayor frecuencia se debe a la reducción del flujo sanguíneo causada por el estrechamiento de las arterias. Es la etapa final de la PAD cuando las arterias están tan bloqueadas que los tejidos no pueden obtener nutrientes y mueren.

¿CUÁLES SON LOS MAYORES FACTORES DE RIESGO DE LA GANGRENA?

Los mayores factores de riesgo para desarrollar gangrena son la aterosclerosis, la diabetes mellitus, el tabaquismo, la enfermedad vascular periférica, la neuropatía, el traumatismo en la extremidad afectada, la desnutrición, el alcoholismo crónico, la infección de los tejidos blandos o del hueso y la terapia con corticosteroides.

¿CÓMO SE TRATA LA GANGRENA?

Si ocurre gangrena, puede requerir la amputación de un dedo del pie, pie o pierna. La prevención de la EAP y el tratamiento de la enfermedad arterial periférica reduce el riesgo de desarrollar gangrena seca y mejora la calidad de vida. Por ejemplo, ponerse medias de compresión para mejorar el flujo de sangre a las arterias de la parte inferior de las piernas.

¿CÓMO EVITO EL DESARROLLO DE ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA (PAD)?

  • Dejar de fumar
  • Comer una dieta saludable
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Mantener un peso saludable
  • Controlar la diabetes
  • Controlar la hipertensión
  • Controlar la hipercolesterolemia
  • Revisar regularmente los pies en busca de cortes o lesiones que puedan provocar una infección.

¿CÓMO DIAGNOSTICAN LA ENFERMEDAD DE LAS ARTERIAS PERIFÉRICAS (PAD) LOS ESPECIALISTAS EN IMÁGENES E INTERVENCIONES?

El diagnóstico de la enfermedad arterial periférica (EAP) comienza con una historia clínica y un examen físico. Los especialistas en imágenes e intervención buscan signos como frialdad al tacto de los pies y las piernas, anomalías en la marcha, cambios en la piel, atrofia muscular, movimiento limitado en una o ambas piernas, hinchazón, úlceras en las piernas y pulsos en los tobillos y los pies.

¿QUÉ PRUEBAS UTILIZAN LOS ESPECIALISTAS EN IMÁGENES E INTERVENCIÓN PARA DIAGNOSTICAR LA ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA?

Las pruebas que pueden ordenar los especialistas en imágenes e intervención incluyen:

  • Índice tobillo-brazo (ITB)
  • Ultrasonido Doppler
  • Angiografía por TC, angiografía por RM, DSA (angiografía por sustracción digital)
  • Grabación de volumen de pulso o escaneo PVR
  • Prueba de cinta de correr
  • Angiografía de las extremidades inferiores (LEA)

¿QUÉ ES UN ÍNDICE TOBILLO-BRAQUIAL (ABI) Y CÓMO SE REALIZA?

El índice tobillo braquial (ABI, por sus siglas en inglés) es una prueba simple y no invasiva que compara la presión arterial en los tobillos con la presión arterial medida en los brazos. Se puede utilizar como prueba de detección para aquellos que tienen síntomas de enfermedad arterial periférica (EAP).

Un ITB bajo puede indicar la presencia de EAP, pero no da resultados concluyentes: su médico puede recomendarle pruebas adicionales, como pruebas de ejercicio en cinta rodante y ecografías.

La medida se registra como la presión arterial sistólica tanto en el tobillo como en el brazo dividida por la mayor de las dos lecturas.

Una relación superior a 0,9 se considera normal, una relación de 0,8 a 0,89 se diagnostica como EAP Etapa 1 o “claudicación”, y una lectura inferior a 0,8 representa una obstrucción arterial grave (“isquemia crítica de las extremidades”).

¿CÓMO SE TOMAN LAS MEDIDAS DURANTE UNA PRUEBA DEL ÍNDICE BRAQUIAL DEL TOBILLO (ABI)?

El paciente se sienta con la espalda apoyada y las piernas sin cruzar. El manguito de presión arterial para la parte superior del brazo debe envolverse alrededor de la piel desnuda por encima del codo del mismo lado que la pierna examinada.

Después de 5 minutos de descanso, este manguito medirá la presión arterial sistólica en su brazo. Luego se coloca el manguito de presión arterial para el tobillo alrededor del hueso del tobillo del mismo lado que la pierna examinada.

Después de 5 minutos de descanso, este manguito medirá la presión arterial sistólica en su tobillo. Luego se comparan las medidas para determinar el ABI.